AETINAPE | RESPUESTA A LA NOTA PUBLICADA EN LA VOZ DE GALICIA SOBRE LA FALTA DE TITULADOS
3851
post-template-default,single,single-post,postid-3851,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive
 

RESPUESTA A LA NOTA PUBLICADA EN LA VOZ DE GALICIA SOBRE LA FALTA DE TITULADOS

RESPUESTA A LA NOTA PUBLICADA EN LA VOZ DE GALICIA SOBRE LA FALTA DE TITULADOS

LOS ARMADORES QUE CULPAN A LAS AUTORIDADES DE LA ESCASEZ DE PROFESIONALES NO DICEN NI PALABRA DE LA ESCASA CALIDAD DE LOS EMPLEOS QUE OFRECEN

La presunta falta de profesionales marítimo-pesqueros es una leyenda que algunos armadores alimentan para presionar a la administración a rebajar el nivel de las titulaciones actuales. Para ello ponen el foco en las propias titulaciones, en vez de revisar las condiciones y la calidad de los puestos de trabajo que ofrecen; salarialmente muy similares a los que pueden encontrar en tierra, pero con una penosa calidad en cuanto a horarios, compatibilidad con la vida personal, habitabilidad de los buques y funciones a bordo. A consecuencia de esa calidad laboral, los profesionales optan por concurrir a puestos más confortables y de mayor comodidad.

Lo que está en juego tras esa demanda patronal es ni más ni menos que la seguridad marítima, aspecto en el que nuestro país alcanzó un nivel bastante aceptable gracias al desarrollo de la formación y el rigor de las titulaciones. Los conocimientos y las destrezas que se necesitan para responsabilizarse de un barco y de su tripulación no se consiguen con cursos de tres meses. La competencia profesional solo se consigue con los conocimientos y experiencias que se refleja en cada una de las titulaciones.

AETINAPE confía en que el Gobierno se mantenga firme ante los chantajes que desde hace meses está recibiendo por parte de ciertos grupos de presión. De no ser así, se estudia elevar denuncias ante la Agencia de Seguridad Marítima Europea (EMSA), la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Comisión Europea (CE).

Una nueva titulación pondría en riesgo la seguridad de ciertas flotas

En este sentido, AETINAPE presentará alegaciones al Proyecto de Real Decreto por el que se regulan los títulos profesionales del sector pesquero, proyecto que contiene aspectos positivos, si bien se observa algún extremo preocupante en relación a la seguridad marítima. A nuestro juicio, el Artículo 8- Patrón Costero Polivalente, en su punto 2-Atribuciones contraviene Convenios y compromisos internacionales que España tiene asumidos en materia de formación y seguridad marítima, como es el caso de una titulación no regulada a la que se le pretende otorgar sin exigencia formativa complementaria el poder ejercer en buques de hasta 32 metros de eslora y a una distancia de 100 millas de la costa española (en la actualidad, de acuerdo con el Real Decreto 36/2014 solo pueden mandar hasta 24 metros de eslora y a 60 millas de la costa, con una duración máxima de 24 horas).

Urge la creación de la figura del alumno en prácticas. En la situación actual, es imposible realizarlas

Las Escuelas están llenas de alumnos. El mantenimiento de estos centros cuesta cientos de millones de euros que financian las Administraciones públicas a través de los impuestos de la ciudadanía. La solución al problema se encuentra en manos de los que dicen que no hay titulados y que solo quieren que la Ley se adapte a sus intereses, con independencia de los riesgos que esto suponga para la vida humana. De lo que tampoco hablan es de las enormes dificultades que tienen los alumnos para encontrar armadores que les oferten embarque. Como máximo lo que se les ofrece es un contrato con jornada laboral de marinero sin tiempo material para realizar las prácticas, tareas y cometidos correspondientes al oficial encargado de la guardia, requisito necesario para garantizar la seguridad de la navegación marítima. Por ello, urge la creación de la figura del alumno en prácticas y este Proyecto de Real Decreto debería recogerlo