AETINAPE | 2015-CUOTAS DE PESCA 2016
2020
post-template-default,single,single-post,postid-2020,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

2015-CUOTAS DE PESCA 2016

2015-CUOTAS DE PESCA 2016

SIGUIENDO SU HOJA DE RUTA, EUROPA SIGUE MENGUANDO LA CAPACIDAD DE LA FLOTA PESQUERA ESPAÑOLA

El teatrillo de declaraciones que estos días realizan los representantes de la Comisión Europea, de la Administración y algunos portavoces de la flota en torno a los TACs y cuotas pesqueras en aguas comunitarias para el año próximo no deja de sorprender, por repetido y cansino.

Como cada año a estas alturas y siguiendo su “modus operandi” desde nuestro ingreso en la CEE, antes de la reunión  para la aprobación de capturas del nuevo año, desde la Comisión Europea anuncian recortes contundentes para posteriormente rebajar lo propuesto y el Gobierno mostrarse moderadamente satisfecho, diciendo que podía haber sido mucho peor.

Lo cierto es que la Comisión continúa cómodamente con su papel de destruir la flota española (no hay más que consultar las estadísticas de su evolución en los últimos años) mientras España importa cada vez más productos pesqueros de Irlanda, Reino Unido y Francia, que se pescan en esas mismas aguas.

La justificación burocrática procede de los famosos informes científicos y a los que nunca tuvo acceso el sector y que sirven sobre todo para cocinar argumentos comerciales. Europa decidió que a España le sobraba mucha capacidad pesquera pese a contar con un mercado muy amplio, y obligó a cercenar nuestra flota y poner la industria alimentaria marítima en manos de otras flotas y de comercializadoras que pescan en países extracomunitarios e importan a precio de saldo.

Precisamente AETINAPE, ante las próximas elecciones generales, pedía en la clausura de la Asamblea General de la entidad celebrada hace unos días, que el Gobierno resultante hiciese una verdadera política marítimo-pesquera de Estado, para que el sector se convierta en una alternativa económica viable y capaz de generar nuevos nichos de empleo, para lo que habría que frenar la actual sangría de recortes de cuotas y desguaces de buques. Portugal acaba de crear un Ministerio do Mar, Aguas Interiores e Pescas y una Secretaría de Estado, con mucho menos flota que España.