AETINAPE | 2014-NAFO: ESCEPTICISMO Y BOCHORNO
2402
post-template-default,single,single-post,postid-2402,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

2014-NAFO: ESCEPTICISMO Y BOCHORNO

2014-NAFO: ESCEPTICISMO Y BOCHORNO

NAFO: UNA VEZ MAS, DECIDEN SOBRE ANECDOTAS DESPUES DEL GRAN GOLPE DE MUERTE A LA FLOTA ESPAÑOLA EN EL AÑO 95

La reunión que clausuró el pasado viernes 26 de septiembre en Vigo la Organización de las Pesquerías del Atlántico Noroeste (NAFO), encargado de regular la pesca en ese caladero, provoca de nuevo el escepticismo y el bochorno del sector, toda vez que nada importante se decidió allí para la flota española o europea.

Se trata de una reunión más de las tantas que tuvieron lugar desde el año 95, cuando se infringió el golpe de gracia a las pesquerías españolas de fletán, (más conocida como LA GUERRA DEL FLETAN) que ahora no son ni la sombra de lo que fueron. Un uno o dos por ciento hacia arriba o hacia abajo en las cuotas no resulta nada significativo.

En aquel año, 60 barcos generaban 1.800 empleos directos durante todo el año, y en la actualidad solo faenan 18 barcos que generan unos 360 empleos únicamente 2 meses al año. Esas son las cifras que debieran enrojecer a cualquier dirigente pesquero europeo, si bien eso no les importa en absoluto, ya que las economías primarias derivadas de la pesca son únicamente un lastre para ellos.

Canadá continúa manejando la organización a su arbitrio, y promoviendo la realización de informes de apariencia científica sobre la situación biológica de los caladeros. Situación ambiental que paradójicamente a nadie preocupa cuando se trata de llevar a cabo una de las acciones más contaminantes en el mar, como es la prospección y explotación petrolífera en aguas de NAFO. Para esa actividad, que sí está promovida por grandes capitales y lobbies económicos, nada hay que interfiera al medio natural.

AETINAPE continuará desenmascarando las claves que han llevado a la práctica desaparición del sector de la pesca industrial española, deslocalizada hacia lugares de menor coste laboral y con nuestros mercados absolutamente abiertos al consumo de productos elaborados en cualquier país del mundo, sin importar las condiciones de explotación de los recursos y las tripulaciones.