AETINAPE | 2013-FRENTE COMUN EN DEFENSA DEL ARRASTRE
2464
post-template-default,single,single-post,postid-2464,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

2013-FRENTE COMUN EN DEFENSA DEL ARRASTRE

2013-FRENTE COMUN EN DEFENSA DEL ARRASTRE

Grandes potencias pesqueras emergentes están detrás del lobby “ecologista” que promueve la prohibición del arrastre

SE PIDE A LOS EURODIPUTADOS ESPAÑOLES UN FRENTE COMUN A FAVOR DE ESTA PESQUERIA

AMBIENTALMENTE  RESPONSABLE Y CONTENIDA

Los grandes intereses de varios países están persiguiendo desde hace años acabar con el arrastre en todo el mundo, pese a la inexistencia de estudios serios que lo aconsejen. Si hace unos años fue la propia ONU quien desechó esa prohibición (que permitiría potenciar otras pesquerías industriales igualmente masivas), las presiones llegaron ahora al Parlamento Europeo, que por los pelos ha demorado su decisión.

Países como Australia, Nueva Zelanda, Perú, Chile o Ecuador son, entre otros, quienes persiguen esta práctica. Su estrategia consiste en persuadir al potente lobby ecologista, que presiona con argumentos de gran calado mediático y condiciona las decisiones de los eurodiputados, muchos de ellos dedicados a gestionar únicamente el tipo de presiones que reciben, sin capacidad crítica ni profesional para valorar los argumentos enfrentados, y sobre todo muy atentos a la opinión pública, herramienta que el llamado “ecologismo” maneja con eficacia. Además, encuentran la simpatía de la Comisaria de Pesca, Maria Damanaki.

La práctica de una pesca responsable no supone ninguna amenaza para el ecosistema marino, como prueban numerosos testimonios y los propios datos de la salud y la biodiversidad de los océanos, afectados en cambio por otras amenazas mucho más intensas pero a las que no se les ataca con firmeza, como el efecto invernadero.

La amenaza contra la pesca de arrastre, que afecta a miles de empleos y cientos de buques y a numerosas comunidades pesqueras, cuenta de alguna forma con la complicidad de alguno de los eurodiputados españoles, que no ejercen su presión conjunta y trabajan dando batallas cada uno por su cuenta, extremo que resulta sorprendente y causa tristeza en el sector, ya que miles de personas dependen de esa pesca para sobrevivir. Desde AETINAPE se pide cohesión y firmeza ante estas amenazas.