AETINAPE | 2013-EQUIPARACION A LOS DEMAS SECTORES
2466
post-template-default,single,single-post,postid-2466,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

2013-EQUIPARACION A LOS DEMAS SECTORES

2013-EQUIPARACION A LOS DEMAS SECTORES

LA HIPOCRESIA EUROPEA: PRIMERO DESTRUYEN LA PESCA Y EL TRANSPORTE MARITIMO, AHORA QUIEREN “EQUIPARAR” LOS TRABAJADORES DEL MAR A LOS DE OTROS SECTORES

Más de 6.000 profesionales del mar menos en el sector en los últimos cinco años en España

El anuncio de la Comisión Europea de favorecer el relevo generacional en la pesca y el transporte marítimo, y la equiparación de estos con otros sectores productivos no puede calificarse más que de pura hipocresía, cuando es precisamente la UE y sus políticas las que llevan años abandonando estas actividades cuyo horizonte se revela cada vez más negro.

De nada servirán las leves modificaciones que anuncian en la estructura laboral marítimo-pesquera si continúan sin abordar los problemas de fondo: el primero, la falta de caladeros donde ejercer la pesca, unido al excesivo peso de un supuesto “conservacionismo” europeo inspirado en una falsa ética ambiental, que en realidad sólo esconde intereses de mercado.

La falta de una política internacional de planificación que impida el actual desequilibrio entre países que pescan excesivamente y los que vemos descender drásticamente nuestras cuotas de capturas es lo que realmente expulsa a los trabajadores, que además son víctimas del dumping social.

Además, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social sigue publicando el “Catálogo de Puestos de Difícil Cobertura” para la marina mercante. En este sentido, AETINAPE se pregunta si no debe replantearse de nuevo la redimensión e incluso la existencia del potente sistema formativo español, pues el mantenimiento de las escuelas marítimas cuesta cientos de millones de euros que  financian las Administraciones públicas a través de los impuestos de los ciudadanos y que ceden ante las presiones de los grupos económicos y solicitan internacionalmente personal barato para ocupar puestos de mando y subalternos mientras el desempleo golpea a nuestros profesionales.

Por otra parte, la deslocalización de las empresas, Segundos Registros, empresas mixtas, etc.., que la UE fomenta desde hace años en base a los supuestos beneficios de la competitividad global, hace que los pescadores y marinos mercantes españoles —una cifra ridícula— sean cada vez menos y vivan su trabajo cada vez más al margen de las realidades laborales medias de los distintos países.