AETINAPE | 2013-DINERO PARA DESGUACES
2473
post-template-default,single,single-post,postid-2473,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

2013-DINERO PARA DESGUACES

2013-DINERO PARA DESGUACES

LA OPINION

14 DE NOVIEMBRE DE 2014

El Gobierno destina casi siete millones de euros al desguace de buques de altura

4.451.184 euros serán para los pesqueros expulsados de Mauritania y de Guinea Bissau – Los 2,5 millones restantes se dedicarán a los afectados por el plan de recuperación de la merluza del norte

Desguace de un buque gallego expulsado de Mauritania. / santos álvarez

Los marineros podrán recibir hasta 10.500 euros por beneficiario por la paralización de su actividad

El Ministerio de Agricultura dio a conocer ayer el presupuesto que destinará a la nueva convocatoria de desguaces de buques que presenta por primera vez este año, de la que se verán beneficiados los marineros expulsados del caladero de Mauritania, así como los afectados por el plan de recuperación de la merluza del norte y los implicados en la suspensión del acuerdo pesquero entre la UE y Guinea Bissau. Según la orden publicada ayer en el Boletín oficial del Estado (BOE), la cuantía dedicada a esta partida asciende a un total de 6.951.184 euros, cofinanciados por el Gobierno y el Fondo Europeo de Pesca (FEP). Con este importe el Ministerio que dirige Miguel Arias Cañete subvencionará tanto la paralización definitiva de los pesqueros como las ayudas socioeconómicas a los trabajadores afectados por el cese de su actividad. El plazo de presentación de las solicitudes será de diez días hábiles a contar a partir de hoy.

Del total que destina Agricultura a las ayudas, 4.451.184,6 euros -que podrán ampliarse hasta los 4.500.000 euros si así lo decide la Secretaría General de Pesca- se dedicarán a los afectados por la “reducción importante de las posibilidades de pesca” del acuerdo entre la UE y Mauritania -con lo que se podrán beneficiar los buques gallegos expulsados del caladero africano el pasado año-, así como los afectados por la “suspensión” del pacto entre la UE y Guinea Bissau. De la cuantía total, el Ministerio destinará “un mínimo” de 4.124.684 euros al desguace de los buques y “un máximo” de 325.500 euros a las medidas socioeconómicas de compensación a los afectados, que podrán recibir hasta 10.500 euros por beneficiario.

En el caso de los afectados por el plan de recuperación de la merluza del norte -aguas francesas y del Gran Sol-, el departamento destina 2.500.000 euros, de los cuales “un mínimo” de casi 2,2 millones irán a parar al desguace de los buques, mientras que los 315.000 euros restantes se destinarán a las ayudas socieconómicas para los marineros afectados que, al igual que en el caso anterior, no podrán recibir más de 10.500 euros por beneficiario individual.

En ambas convocatorias el plazo de presentación de las solicitudes para optar a la paralización definitiva de buques será de diez días hábiles a contar a partir de hoy, mientras que para pedir los subsidios socieconómicos los marineros tendrán diez días “a contar desde la fecha certificada de la materialización del desguace o inicio del mismo” que suponga que el buque se encuentra “inservible o irrecuperable” para navegar.

Para repartir las solicitudes de desguace, el Gobierno fija el siguiente sistema de puntos:

Antigüedad. Los buques comprendidos entre los diez y los veinte años recibirán 3 puntos, los situados entre 20 y 30 años sumarán 4 puntos y los que superen tres décadas en activo recibirán 5 puntos.

Arqueo. Los buques con un arqueo inferior a 300 GT sumarán 3 puntos, los de entre 300 y 400 GT se llevarán 4 puntos y los que superen los 400 GT recibirán 5 puntos.

Y para poder optar a las ayudas socioeconómicas, los marineros deben tener menos de 55 años de edad o, “siendo mayor, no tener la posibilidad de jubilarse”. Para optar a estos fondos el Gobierno tendrá en cuenta precisamente la edad, por lo que parten con ventaja los trabajadores de entre 50 y 55 años (con 5 puntos), frente a los dos puntos que sumarán los que no alcancen los 40 años.

Con esto queda abierta la última convocatoria de desguaces de este ejercicio, que bate récords en comparación con los años anteriores.

———————————————————-

LA VOZ DE GALICIA

14 DE NOVIEMBRE DE 2013

Ayudas al desguace para dejar en 90 la Flota de los 300

Los mismos fondos públicos que antes pagaron la construcción y modernización de pesqueros de Gran Sol subvencionan ahora el desguace. Quedan en activo 97 de los 450 barcos que formaban la Flota de los 300, el tope que impuso la UE cuando España entró en 1986. Agricultura primará con 2,5 millones de euros la paralización definitiva de más merluceros. Un nuevo paso hacia el objetivo de reducir la flota española de Gran Sol a 90 barcos.

En la convocatoria anterior no había dinero para subvencionar todos los desguaces pedidos para Gran Sol. Los armadores que no consiguieron deshacerse de sus barcos tienen ahora otra oportunidad. Fondos europeos y españoles pagarán «un mínimo» de 2,18 millones por destruirlos. A compensar a los tripulantes afectados dedicarán «un máximo» de 315.000 euros.

Deberán competir para recibir dinero público por no pescar más. El Estado puntúa mejor los barcos más antiguos, los de mayor tonelaje y los que tienen menos cuotas de pesca. La mayoría de los merluceros gallegos de Gran Sol rondan las 300 GT (toneladas de arqueo), con lo cual el desguace de uno le puede reportar 1,1 millones al dueño. A cada uno de los tripulantes, quedarse sin empleo puede suponerles una compensación «máxima» de 10.500 euros.

Más merluza y menos barcos

España y la UE invierten más dinero en destruir flota que faena en Gran Sol y aguas comunitarias del golfo de Vizcaya. Su propósito es adaptar la capacidad de pesca a los recursos de merluza. Desde el 2004 la somete a un plan de ajuste, pero sus objetivos ya se han superado. Entre otras razones, porque la merluza tarda la quinta parte de lo que se creía en alcanzar la edad adulta. Y ahora hay tanta, que la UE está a punto de ampliar la cuota inicial que concedió este año, pero ya ha propuesto doblar la del próximo.

Aunque Gran Sol y el golfo de Vizcaya «están petados» de merluza, más de 30 barcos españoles cumplen un mes de amarre forzoso tras agotar su cupo. Esperan que la UE conceda uno suplementario, para pescar al menos en diciembre, cuando el pescado suele pagarse mejor.

En un intento de faenar todo el año, algunos armadores han abanderado sus barcos en otros países europeos donde sobran posibilidades de pesca de merluza. Cansados, otros muchos han desguazado los pesqueros, abandonando definitivamente actividad y empleos que generaban. Y parte de los quedan en Celeiro y Burela han invertido en comprar cuotas para poder vivir todo el año de la merluza.