AETINAPE | 2011-CARNE POR PUNTOS
2663
post-template-default,single,single-post,postid-2663,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

2011-CARNE POR PUNTOS

2011-CARNE POR PUNTOS

ENÉSIMO INVENTO DE LA UE CONTRA LA FLOTA COMUNITARIA

Los Estados Miembros ya disponen de mecanismos jurídicos y administrativos que garantizan el control de posibles ilegalidades

Este carné, se debería aplicar a los responsables de la Política Pesquera Comunitaria “por su nivel de eficacia”

La reciente aprobación del Carné por Puntos para el sector pesquero resulta una auténtica barbaridad en las relaciones laborales y profesionales de la UE, ya que presupone una supuesta culpabilización de los profesionales del mar, ataca a su dignidad profesional y sobre todo sitúa a la pesca europea en condiciones de suspicacia con respecto a otras flotas.

Además, se trata de una medida excepcional e injustificada, ya que no está en juego la seguridad de la vida humana ni se trata de una medida que afecte a la práctica totalidad de la población (como sucede en la conducción de automóviles, con gravísimas tasas de mortalidad). Para controlar a los profesionales del mar, los Estados de Derecho de la UE disponen de medidas de control suficientes y de regímenes jurídicos que garantizan el correcto desarrollo de las relaciones laborales y profesionales.

Tal y como ha resuelto la Comisaria de Pesca, María Damanaki, la medida supone un auténtico estímulo a la deslocalización empresarial, un gravísimo atentado contra la ya de por sí débil estructura productiva pesquera y una medida del todo inútil, pues el panorama globalizado de la pesca convierte la medida en irrisoria, ya que se dirige únicamente a las flotas europeas.

Por otra parte, establece un agravio comparativo entre los técnicos pesqueros y otros profesionales e incluso entre los altos ejecutivos de la UE, a los que también podrían aplicárseles medidas punitivas relacionadas con su nivel de eficacia al frente de sus departamentos.

A los grandes sacrificios de la pesca española para adaptarse a las rigideces de la Política Pesquera Común se une ahora esta absurda medida que creará nuevos problemas, violentará un sector convertido en sospechoso y extenderá el hastío entre las pocas empresas que todavía desarrollan su proceso productivo en España.

La asunción cada vez más generalizada de los criterios de Pesca Responsable por parte del sector en Europa, convierten esta medida en más inútil e inapropiada, ya que los niveles de incidencias y contratiempos creados por los profesionales de la pesca son ínfimos.

Saludos

A.E.TI.NA.PE